El Jardín de Lulaila es una firma de tocados y complementos. Todos originales, exclusivos y hechos a mano en nuestro país.
Conoce nuestras novedades o visita nuestro atelier en Sevilla y Bilbao.
Bienvenida a nuestro blog.
Que lo disfrutes.




jueves, 6 de noviembre de 2008

Homenaje a Denise

Os presento a Denise, una Lulaila nacida del recuerdo, una Lulaila nacida de una bonita historia, una de esas historias que me dicen que la vida es bella... Es la historia de Denise, a la que nunca conocí pero a la que se lo debo...

Corría el año 1892, un frío 13 de enero cuando Ovin, una pequeña aldea asturiana cercana a Nava, vio nacer a Denise. Desde muy joven, y supongo que por la necesidad y porque eran otro tiempos, Denise se puso a trabajar. Lo hizo para una acaudalada propietaria de fabrica de puros de Costa Rica y así lo siguió haciendo cuando no había estallado la primera guerra mundial y con 16 años dejó su Asturias natal para cruzar el charco, y vivir y trabajar con ella y para ella en Costa Rica, Miami, La Habana y Francia. Su señora falleció cuando Denise contaba la edad de 40 años. Media vida llevaba con ella, y probablemente gracias a su dedicación, y por lo poco que conozco de ella, a su gran corazón, unido al hecho de que su señora no tenia herederos directos, Denise lo heredó todo. Dicen los que le conocieron que a pesar del cambio de condición social y económica Denise nunca cambio..., siguió siendo la misma de siempre y volvía a su Asturias una y otra vez para ver a sus familiares y darles a sus sobrinos, como cuenta hoy una de ellos 5.000 pesetas de las de antes, una vez al mes, para chucherías. Denise falleció en Gijón en 1987, nunca se casó ni tuvo hijos, pero dice su sobrina nieta que siempre fue feliz... Quizás porque lo dio todo sin pretender recibir nada a cambio, o quizás porque ella era asi...


Yo nunca conocí a Denise, pero presumo que me hubiera gustado..., pero todos los días cuando entro al taller a trabajar veo 6 casquetes de los años 50 que lucen orgullosos en sus expositores. Unas joyas perfectamente conservadas, de terciopelo, raso, mutón, tafetán y rafia que compré no hace mas de un mes y que cuando las contemplo embelesada me dicen “Si, nosotros si conocimos a Denise”

Sé que puede parecer una tontería pero me siento en la responsabilidad de cuidarlos, pues todas las mañanas siento que hay un pedacito de ella escondido en estos casquetes. Casquetes que llegaron en una sombrereras de madera y piel que encontré y compré por casualidad en internet y que Denise las encargaba allá los años 50 a la casa de sombreros de Gumersindo Suarez, sita en la afamada calle montera de Madrid, y que hoy en día se pueden ver en el showroom de El jardín de Lulaila junto a las sombrereras de lunares de la marca

Todo ello me lo hizo llegar su sobrina nieta, también llamada Denise, igual que esta Lulaila hecha para ella pero pensada e inspirada en aquella mujer, la protagonista de una bonita historia que me demuestra una vez más que la vida es bella... Así que aquí os la presento, realizada con plumas de avestruz, de gallo y de espina, encaje de principios de siglo y un pequeño botón de los años 50, en homenaje a aquella mujer que nunca conocí, en homenaje a Denise y sus bellos casquetes

Por ti y para ti Denise, espero que esto te llegue allá donde estés ahora, y ahora, querida, que suene la orquesta para ti





34 comentarios:

esther dijo...

que historia tan bonita, me ha puesto los pelos de punta

XAVS dijo...

Qué bonita historia..seguro que a Denise le encantaría...Es curioso como podemos guardar recuerdos en algunos objetos no crees? Cuando falleció mi abuelo mi abuela me dio tres cajas de pañuelos de ropa que él había encargado y nunca estrenó...los uso poco pero puedo oler a mi abuelo en ellos sin que los usara...me pregunto que diría un psiquiatra...jejej
un beso!
X

EL ARTE QUE TE COMPLEMENTA dijo...

Marta,hoy te levantaste con ganas de hacernos llorar a todos eh!!, con lo sensiblona que estoy últimamente... menuda historia por eso eh! es genial que haya existido gente con ese talante, ojalá las cosas no hubieran cambiado tanto y hubieran unas pocas personas como ella...
Un beso y que tengas buen día.

Beatriz V.P. dijo...

Me has dejado con la piel de gallina con este post!! es una historia preciosa la de Denise y sobre todo estoy segura de que ella está encantada de que sus sombrereras hayan llegado a tan buenas manos!! Avísame si vienes a Madrid antes del 16 para que me acerque a ver el showroom! tengo unas ganas!!!

Beatriz dijo...

Qué historia tan bonita!

La Muka dijo...

Que historia tan emocionante.

Moda Elle dijo...

Preciosa historia, preciosa Lulaila y preciosa tú... no se me ocurre nada más (ni nada menos).

Mil besos.

maba dijo...

la historia es preciosa...

disfruto con los pedacitos de historia que tengo alrededor... te imagino entre los casquetes..y las sombrereras.. entre esos tesoros...y suspiro de envidia!

(tus sombrereras son preciosas!!!! no soy consciente de haberlas visto..ya las habías enseñado y no me enteré???

preciosa la historia... enhorabuena Lu...y

nos vemos pronto, no?? ;)

P@TRICI@ dijo...

Me ha encantado la historia, y la lulaila que especial que de época.

un besito

:)

PQ me lo merezco! dijo...

Verdaderamente, estas historias son las que nos siguen haciendo creer en la gente.
Ya tenia ganas de verla!!! Es tan perfecta y vintage como lo seria ella que seguro que alli donde este estara agradecida de que un pedacito de ella siga vivo en las solapas de la gente. Precioso homenaje.

Muchos besos
Bea

P.D. Sabia que aun sin verla acertaria!!!!

J.E. dijo...

me encantan los diseños!!!


:D:D


pd. ya están colgado el capítulo 7

Emma dijo...

q maravilla, Marta!!!
q sensibilidad tan especial para contarnos así las cosas y plasmarlas en la preciosa Denise...
enhorabuena!
besiños

ölhate dijo...

la piel de gallina! y una maravilla más...

nualan dijo...

jo, me he emcionado...
estoy conteniendome, porque no es paln de ponerme a moco tendido en la tienda....
Preciosa historia, y preciosa Denise.

Santa Mistura dijo...

Vaya que historia bonita!
Y la Lulaila es encantadora!
Enorabuena!

macarena dijo...

Maravillosa historia y maravillosa Lulaila. Seguro que si Denise viera tu Lulaila quedaría prendada de ella, como todas nosotras. A mí me gusta pensar que todavía hay mujeres como Denise en el mundo, incluso yo conozco algunas de esa categoría. Por eso Marta suscribo tu pensamiento de que la vida es bella y siempre hay lugar para la emoción y la esperanza. Y si no, ¿por qué tengo todavía el corazón encogido?.Un beso, guapa y gracias.

Smilax dijo...

que historia tan enternecedora...
uf!
enhorabuena por tus logros,tu showroom tiene que ser uan maravilla.. espero ppoder visitarlo pronto, lulaila!

un beso!

besitos al tuno dijo...

Bonita historia¡ y muy bonito homenaje el que le has brindado. Besos.

maca dijo...

madre mía... me habías contado algo de la historia, pero me ha gustado muchísimo cómo la has presentado aquí! Cuantos detalles, es tan bonita historia... tanto como los casquetes, que son inigualables.
Y todo, con una Lulaila MARAVILLOSA detrás, que seguro que hará las delicias de las dos Denise's... Esta insolente señorita es sin duda de mis preferidas, porque además de ser preciosa, su historia la hace única (como le pasa a nuestra Moma).
Desde luego, a medida que crece este sueño, creces tú también; como artista y sobretodo como persona. ¿Qué más se puede pedir?
No cambies.
=)

nimenos dijo...

Eres consciente de la magia que te rodea?

Magnífica sintonía entre tu sensibilidad y las señales que te envulven...

Muchos, muchos besos, REINA

Anónimo dijo...

bueno reina, qué quieres que te diga que no te haya dicho!

aunque hoy tenga uno de esos días tontos, creo que estas lágrimas son por otro motivo...me has emocionado muchísimo. Con leerte se sigue creyendo en las personas, y en este mundillo.

No seré la única que piensa que cada vez que escribes un capítulo de esta historia, más real que sueño, me reconforta muchísimo tu triunfo....y no me preguntes por qué (con lo poco que nos conocemos, y el cariño que te tengo).

Denise seguro que está orgullosa de dónde han ido a parar sus sombrereras...en muy buenas manos.

Corazón, la lulaila divina y las sombrererassssssssssss ME VUELVEN LOCA!!!!!!


UN BESAZOOOOO ENORME, mer.

mayyica dijo...

que bonita historiaaaa ;) me encanta la lulaila, por cierto estoy de sorteo en mi blog celebrando las 10000 visitas pasate si te apetece y participa.Bscossss

mira que MONNA dijo...

siempre siempre me sorprendes con una buena lectura, asi da gusto!.Por cierto, sabes que tenemos el mismo papel?tú en tu showroom y yo en la planta de abajo, es precioso!como tus Lulailas!

B dijo...

Pero que maravilla de tocados y broches!!! Que arte! como se nota que eres de Sevilla!!!
besos!!!
http://sweetbeeaudrey.blogspot.com/

ISABEL VILLAVERDE CONDE dijo...

es la primera vez que me animo a escribir en vuestro blog, me gusta vuestro trabajo, seguid igual
la historia de denise, genial, era de esas mujeres a las que me quiero parecer cuando sea mayor, felizmente madura
besitos

Cristina dijo...

¡Que historia tan bonita!

Un beso,
Cris
http://trendy-and-charm.blogspot.com

Anónimo dijo...

Al final... siempre tan acertada.

Seguro que Denise nunca imaginó depositar sus objetos en manos tan adecuadas, rodeados de cariño, coraje y vainilla.

Ojala "nuestros" recuerdos encuentren albacea tan maravilloso.

Ah! dijo...

Una historia preciosa y un homenaje a su altura. :)
Mucha suerte en el showroom!

Anónimo dijo...

Es impresionante todo lo que haces y lo que escribes!!!! Si no te dedicaras al diseño, deberías de dedicarte a la literatura.
Por cierto siempre he querido una Lulaila y nunca he sabido cual elegir. Esta creo que es perfecta. Cómo puedo hacerte un pedido?

Anónimo dijo...

Preciosa historia para una, no menos, preciosa Lulaila, la verdad es que es dificil que no sea especial con la hitoria que tiene.

Virginia.

El Armario de Lulú dijo...

gracias!! pero lo tuyo es la bomba, estás que te sales!!!!! me alegro muchísimo, da gusto visitar tu blog e ir viendo poco a poco los pasos tan grandes que vas dando, es fantástico!
y lo de traka, solo sé que van super liadas así que igual ni lo han colocado todavía. ya me cuentas como lo has visto, vale??? un besete!! muaks!!

Azhra~Mingurriadas dijo...

Lo lei nada más publicarlo pero no tuve tiempo de responderte... y hoy que tengo el día más tranquilo vengo porque no me gustaría que pasará esta entrada sin decirte lo maravillosa que es esa Denise, me encantan todos los complementos que le has puesto y su historia me emocionó.

Los casquetes son preciosos y sus cajas tan especiales y llenas de recuerdos. Gracias por compartir estas cosas tan bonitas con nosotros.

Besitoss

Dolça Maduixa dijo...

Muchas felicidades por el shoowroom, y por esta preciosa historia, esa Lulaila es hermosa, igual que lo sería su dueña...seguro!! Bss

Anónimo dijo...

Hola Marta,
yo ya tengo una de tus fantásticas señoritas, Lucrecia, y te puedo asegurar que todo el mundo se la queda mirando cuando me la pongo. Asi que me alegro muchisimo de que este blog empezara y se haya convertido en lo que es, ya que gracias a el conocí tu jardín.
Que envidia las que teneis esas manos de oro para hacer estos tesoros y felicidades por todo lo que has conseguido!
Un besazo
Olatz (olatz.ugla @ gmail.com)